Nuestra casa se encuentra en una huerta con árboles y flores, en un bonito valle que bordea el río Sella y a sólo 700 m de Cangas de Onís. Es un lugar muy bien situado para conocer la zona: el Parque Nacional Picos de Europa, Covadonga, los Lagos, la ruta del Cares... y la costa cantábrica.

El alojamiento está en la primera planta, desde donde se contemplan las mejores vistas. Dispone de tres habitaciones dobles (todas con baño, TV y calefacción) que por su amplitud admiten camas supletorias, un espacioso salón-cocina-comedor, terraza, zona ajardinada con sillas y mesas, barbacoa portátil y parking.

Se admiten animales

Desde la casa se contemplan hermosos paisajes: el valle, prados, bosques, el picu Pierzu y el del Arbolín.

Como tenemos el río al lado, se pueden dar largos paseos o disfrutar de un buen baño cuando hace calor. El lugar es bello y tranquilo, ideal para descansar. Al estar cerca de los Picos de Europa y a 25 minutos de la costa, se puede disfrutar del mar y la montaña sin grandes desplazamientos. Además existe una amplia oferta de turismo activo en la zona: descenso del Sella en canoa, paseos a caballo, rutas en bicicleta de montaña, en quads, senderismo, pesca...

¡Esperamos que todo esto les anime a visitarnos!